“Senderos para todos”, accesibilidad para discapacitados en dos senderos de Huesca

El programa “Senderos para todos”, de la Diputación Provincial de Huesca, fomenta la eliminación de barreras para favorecer y potenciar el acceso de las personas con discapacidad al medio natural. El sendero del Cornato, en el valle de Pineta, y el entorno del dolmen y ermita de Santa Elena, se han equipado para que las personas con alguna discapacidad física, sensorial o intelectual puedan disfrutar de los encantos del Pirineo.

Al sendero de Cornato se accede por la carretera A-138 hasta Bielsa, después del desvío a la izquierda en dirección a Javierre y el parador de Pineta por la carretera A-2611. Tras 4,5 km se toma una pista de tierra a la izquierda. El camino de unos 700 metros de longitud discurre junto al río Cinca por un bosque de abetos centenarios.

El acceso al entorno de la ermita y el dolmen de Santa Elena se hace por la carretera A-136, pasado Biescas, después del desvío a la derecha en el cruce hacia la ermita de Santa Elena, en el punto kilométrico 4. El camino es de 1.500 m ida y vuelta, lineal y pasa por dos puentes con gran cantidad de agua y vegetación.

Ambos senderos poseen paneles de interpretación de la naturaleza con textos de fácil lectura en braille y en altorrelieve. Existen indicadores de distancia al inicio y al final del sendero con colores contrastados y macrocaracteres. También se pueden diferenciar las distintas texturas de los troncos y hojas de los árboles de la zona, el musgo y el perfil del paisaje. El equipamiento se completa con croquis con líneas en altorrelieve que indican la situación, además de bancos, asientos y mesas adaptados de madera.

Estos elementos facilitan a las personas con discapacidad visual la señalización táctil y sonora; con la eliminación de barreras arquitectónicas, quienes padecen alguna discapacidad física o cerebral son capaces de acceder al recorrido, y moverse por el espacio de forma independiente; para los usuarios con discapacidad intelectual y mental se incorporan adaptaciones y apoyos participando en el entorno natural. En el ámbito de la inclusión comunicativa se utilizan signos y símbolos correspondientes a los sistemas de comunicación que se emplean.

Con esta iniciativa el senderismo y el medio natural aragonés se ponen al alcance de todos sin exclusión. Entre las actuaciones de este programa se continuará con el equipamiento de diferentes senderos y la elaboración de un manual de senderos accesibles.

foto: dphuesca.es

Deja un comentario