Turismo activo en ríos y pantanos aragoneses

Aragón brinda numerosas oportunidades para disfrutar de deportes acuáticos y refrescarse evitando las altas temperaturas veraniegas, siendo los embalses y ríos aragoneses escenarios perfectos para la práctica de la vela, el windsurf, el remo, la pesca, el buceo, la motonaútica ,el rafting o el hidrospeed.

El Embalse de Mequinenza o Mar de Aragón, con más de 500 kilómetros de costa, se encuentra cerca de Caspe. Es éste sin duda, junto con el embalse de La Sotonera, en Huesca, un perfecto enclave para iniciarse en la vela y en el windsurf. En ambos pantanos existen clubs naúticos y escuelas de iniciación en estos deportes que celebran regatas y diferentes campeonatos a lo largo del año. Más información en la Federación Aragonesa de Vela: http://velaaragon.galeon.com. En otros pantanos como el de Barasona, próximo a Graus, hay empresas de turismo activo que proponen surcar las aguas a través del esquí acuático los hidropedales o el kayak. En la provincia de Teruel, las tranquilas aguas del Pantano de Pena, en la comarca del Matarraña, son perfectas para la práctica del piragüismo, en solitario o acompañado de un guía. En la provincia de Zaragoza, si se quiere huir del calor veraniego también se pueden hacer rutas en piragua en los ríos Jalón y Ebro.

Las aguas rápidas de los ríos aragoneses son ideales para los que quieren practicar el rafting e hidrospeed. El rafting es un deporte de equipo donde todos los tripulantes de las balsas neumáticas reman de forma coordinada para descender por los rápidos del río y mantenerse a flote. Los más atrevidos, si deciden practicar el hidrospeed, tienen que ir extendidos sobre una pequeña embarcación individual y propulsarse con aletas de submarinismo. Los cañones de los ríos Gállego, Ésera y Ara permiten la realización de estas actividades acuáticas. El río Mijares que atraviesa las sierras turolenses de Gúdar y Javalambre, es perfecto para el trekking acuático, actividad apta para mayores de 12 años y que sirve de iniciación al barranquismo. La Sierra de Guara es el paraíso de los barranquistas por antonomasia. El barranquismo es una actividad que consiste en seguir el curso de un río e ir salvando los obstáculos que éste ofrece; simas, paredes de roca, saltos de agua, o angostos desfiladeros. En la provincia de Huesca se pueden destacar entre muchos lugares, el Barranco Boca del Infierno, del río Aragón Subordán, próximo a Siresa. En la provincia de Teruel, el Cañón del río Aguasvivas, en Segura de Baños , y en la provincia de Zaragoza, el Barranco Hondo, de Aladrén.

Finalmente, El Parque del Agua o de Luis Buñuel en Zaragoza ofrece la posibilidad de conocer estos deportes, como el rafting, en su canal de aguas bravas, o disfrutar de paseos en canoa en los canales de aguas tranquilas.

Para más información: www.aragonturismodeportivo.es
Fuente: turismodearagon.com

Deja un comentario