Ruta del Chocolate

Parece ser que el origen del chocolate como lo conocemos en la actualidad, tuvo lugar por estas tierras, concretamente en la provinicia de Zaragoza, cuando el abad del Monasterio de Piedra recibió desde Méjico, el primer cacao junto con la receta del chocolate, enviado por un monje que acompañó a Hernán Cortés a las Américas. Los monjes de este insigne cenobio elaboraron por primera vez el chocolate en su cocina monacal y tuvieron el placer de ser los primeros en degustarlo allá por el siglo XVI.
Una interesante exposición ubicada en las dependencias de la abadía, explica la historia y los secretos del apreciado manjar y recrea en imágenes el proceso de manufacturación de esta exquisitez. http://www.monasteriopiedra.com/

Desde entonces y debido a sus beneficiosas propiedades, el suculento dulce ha evolucionado en sus aplicaciones terapéuticas y gastronómicas. Los maestros chocolateros han aprovechado su creatividad para elaborar multitud de variedades de ese primigenio cacao y han sabido ingeniar inmensidad de sabores, texturas, formas y maridajes.

En Zaragoza, es posible descubrirlas y, mejor aún, degustarlas en una apetitosa ruta por varias de las pastelerías con mayor renombre del centro urbano. Los paladares más golosos disfrutarán en el Chocotour que organiza el Patronato Municipal de Turismo de Zaragoza los sábados por la mañana en el casco histórico de la ciudad. Dos horas de paseo, adaptado a todos los públicos, que comienza a las 11h en La Lonja y que combina el deleite chocolatero con la visita de los monumentos más significativos. Conozca los detalles de este tentador itinerario en: http://www.zaragoza.es/ciudad//turismo/es/visitas/chocotour.htm

Los 125 años de ejemplar andadura de la pastelería Manuel Segura de Daroca (Zaragoza), avalan el trabajo de seis generaciones de artesanos del dulce. Una labor familiar que se ve recogida en el Museo de la Pastelería, fundado en 2002 para conmemorar el aniversario.


Hornos , básculas, palas de panadero, moldes para pasteles y máquinas de hacer galletas, son solo algunos de los cientos de utensilios que se pueden encontrar en este museo empleados para la fabricación de pasteles, chocolates, turrones y caramelos. Se trata de un edificio de tres plantas, destinadas cada una de ellas a las distintas actividades que se han ejercido en la Pastelería Manuel Segura.
Es posible recorrer sus dependencias en una instructiva visita realizada por la Oficina de Turismo de Daroca de martes a domingo a las 18:30h. Puede ampliar información en http://www.pasteleriasmanuelsegura.com/museo1.asp y hacer su reserva en el 976 80 01 93.

Deja un comentario