Nueva ruta para conocer el patrimonio de la Hoya de Huesca

La comarca de la Hoya de Huesca ha acometido la rehabilitación y puesta en valor de 11 pozos de hielo que se encontraban dispersos por las sierras de Guara, Gratal, Caballera y Gabardiella.

Los neveros, que almacenaban el hielo y la nieve del invierno para su conservación y uso durante los meses estivales, constituyen un referente cultural y etnográfico de la comarca de La Hoya, siendo más de treinta los ejemplos que se han llegado a registrar en el territorio comarcal.

Estas construcciones singulares fueron testigos silenciosos de las sociedades del territorio desde el siglo XV hasta bien entrado el siglo XIX y, aunque al principio el uso de la nieve se limitó a las clases altas, a partir del siglo XVII su consumo se generalizó y la nieve comenzó a ser utilizada por toda la población, añadiéndose un uso medicinal a la misma. Así, los pozos de la sierra de Guara abastecieron a la ciudad de Huesca y a las poblaciones de sus inmediaciones, pero fundamentalmente la producción se dirigió al Hospital de Huesca, dotado de una reglamentación especial en el suministro de la nieve.

La Hoya de Huesca ha llevado a cabo la adecuación y consolidación de 11 pozos: Mata Menuda I, en el término municipal de Bolea; Las Calmas IV, V y VI, en el término de Nueno; Las Calmas II y VII, en el término de Arguis; Las Planas y Paco La Pinosa, en el término de Nueno; Cuello Baíl I y II, en el municipio de Loporzano y Ordás, en el término municipal de Nueno.

Se han actualizado los paneles informativos existentes en los neveros de Salillas, Almudévar, Vicién y Casbas de Huesca, creándose una red rutas temáticas señalizadas e interpretadas como “Ruta de las neveras de la Hoya”.

Estos cuatro últimos neveros se encuentran en un entorno urbano, mientras que los demás, ubicados a alturas superiores a los 1.000 metros, se sitúan en emplazamientos de gran valor paisajístico a los que se accede a través de caminatas de diversa dificultad. Las sendas y pistas se encuentran bien señalizadas en paneles de interpretación. Así, en la sierra de Gratal, en el paraje denominado Las Calmas, existe un conjunto excepcional de ocho pozos a una altitud que oscila entre 1.392 y los 1.520 metros. Se puede acceder hasta ellos desde el pantano de Arguis o bien desde la localidad de Nueno, a través de un recorrido a pie de cierta dureza pero que permite disfrutar de excelentes vistas panorámicas de la Hoya de Huesca y la sierra de Guara. Cabe destacar también por la belleza del recorrido, el pozo de Mata Menuda, en Bolea o los de Cuello Baíl y Paco la Pinosa.

Mas informacion : www.hoyadehuesca.es

Fuente: turismodearagon.com

Deja un comentario