Esquí de fondo en Aragón

El esquí nórdico es una modalidad deportiva que brinda la posibilidad de disfrutar de las montañas nevadas de una forma diferente y tranquila. Esta práctica tiene cada vez más adeptos gracias a que la técnica es sencilla; permite hacer deporte en compañía y nos lleva a lugares a los que los esquiadores alpinos nunca llegarían.

La recién creada Asociación de Espacios Nórdicos de Aragón integra a los ocho circuitos de esquí de fondo de la Comunidad. Siete de ellos están ubicados en los Pirineos y uno en los Montes Universales, en la provincia de Teruel. Esta Asociación pretende ser una entidad estable que incluya a los diferentes espacios nórdicos de Aragón para desarrollar este sector por la vía turística y la deportiva, aunando esfuerzos en la mejora constante y reivindicando los espacios nórdicos dentro del sector de la nieve en Aragón. En conjunto, los ocho espacios nórdicos aragoneses suman 41 pistas, que en la última temporada de invierno consiguieron atraer a 30.000 aficionados hasta sus 156,2 kilómetros de rutas esquiables.

La excelente ubicación de estos circuitos permite practicar deporte en algunos de los parajes naturales más espectaculares de Aragón. Los espacios nórdicos de Linza, Lizara y Oza-Gabardito se encuentran en el Parque Natural de los Valles Occidentales, teniendo como referencia los municipios de Ansó, Hecho y Aragüés del Puerto. Muy próximo está el circuito de Candanchú, en el corazón del Valle del Aragón. En las inmediaciones del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido se sitúan los circuitos de Fanlo-Valle de Vió y el de Pineta, en Bielsa. Llanos del Hospital se ubica en el Valle de Benasque, en el Parque Natural Posets-Maladeta. Por último, el municipio de Griegos, en la provincia de Teruel, alberga la estación de Muela de San Juan, localizada en plena Sierra de Albarracín, a 1.836 metros de altitud. A partir de aquí la Asociación está abierta a la incorporación de cualquier nuevo circuito que surja o reanude su actividad.

Aunque el esquí de fondo es el deporte estrella de los espacios nórdicos aragoneses, sus pistas permiten practicar infinidad de actividades y modalidades deportivas: desde las cada vez más populares raquetas, hasta el descenso en trineos, escalada en hielo, ascensos, trineos de perros o incluso fabricación de iglús. Además, los ocho circuitos cuentan con establecimientos que alquilan todo el material necesario para la práctica de estas actividades.

La nueva temporada de nieve ya está aquí y además promete, tanto en los espacios nórdicos como en las siete estaciones de esquí alpino de Aragón. Lejos de lo que muchos creen, el placer de la nieve no es sólo cosa de unos pocos, ya que en una u otra modalidad, está al alcance de todos los públicos.

Más información:
http://www.nievedearagon.es
http://www.espaciosnordicosdearagon.es.

Deja un comentario