El Camino de Santiago en Navarra

Navarra es la puerta al Camino Santiago en la península por el Pirineo,  para celebrar el año Jacobeo se puede recorrer una de sus etapas más bellas.

Este recorrido puede hacerse a pie si desea realizarlo como peregrino para conseguir indulgencias plenarias o simplemente si quiere disfrutar de una aventura mas que placentera para sus sentidos.

El tramo  Orreaga – Roncesvalles de Zubiri cubre 22 kilometros, entre senderos encantadores en bosques de abetos y hayas, pueblos, puentes de madera para cruzar arroyos. Recorrerá los siguientes lugares Auritz, Burguete,Aurizberri, Espina, Alto de Mezkiritz, Bizkarreta y  Gerendiain.

Tambien puede realizar el recorido en coche disfrutando del paisaje  y hacer un alto en la Colegiata de Roncesvalles, y en los típicos pueblos-calle jacobeos.

Que visitar:

–  Orreaga/Roncesvalles: este pequeño y enigmático enclave acoge un gran conjunto arquitectónico. No deje de visitar el museo de arte sacro.

Senderos balizados: Basajaunberro (3,9 km.), Canónigos (1,6 km.) y Zaldua (1,7 km.)

La Cruz de Roldán y el bosque Sorginaritzaga: en el límite entre Orreaga/Roncesvalles y Auritz-Burguete, en la entrada del robledal de las brujas se alza un crucero conocido como Cruz de Roldán.

Auritz-Burguete y Aurizberri-Espinal, Aurizberri-Espinal y Auritz-Burguete son dos típicos pueblos-calle que destacan por la belleza de sus recios caserones de estilo pirenaico.

– Los prados serenos de Sorogain: espléndido paraje donde parece que el tiempo se ha detenido. Extensos prados del valle de Erro rodeados de hayas, robles y montañas como el solemne Adi.

Alto de Erro y los pasos de Roldán en Lintzoain: inigualable paisaje e impresionante panorámica. Al ascender hacia el alto de Erro, pueden contemplarse “Los Pasos de Roldán”, una gran piedra que según la leyenda marca el tamaño del paso del épico personaje.

Zubiri, el puente de la rabia: umbral mágico vinculado al Camino de Santiago y a una leyenda que le atribuye poder de cura de la rabia.

Fuente: Turismo de Navarra

Deja un comentario