Cine a la luz de las estrellas

¿Quieres ver cine a lo grande y al aire libre? Pues el cine de verano más grande del mundo se encuentra estos días en el Parque Tierno Galván: OpenAir Madrid.

Una fantástica pantalla de 300 metros cuadrados (sí, has leído bien) se alza en medio de un fantástico espectáculo de luz y color para que disfrutes de los últimos estrenos –e incluso de algún preestreno– desde la comodidad de una hamaca.

Y no te pienses que todo termina cuando aparezca el consabido The End en la pantalla, porque tras la proyección podrás disfrutar de una estupenda cena en cualquiera de sus dos restaurantes y de una copa para comentar las mejores escenas en alguno de sus diez bares. Si prefieres disfrutar del cine de verano con un sabor un poco más nostálgico, Madrid ofrece durante julio y agosto muchas más opciones.

Desde todas las proyecciones incluidas en el festival Cine de Verano que organiza el propio Gobierno regional y que lleva el séptimo arte a los municipio de la región, hasta las que se realizan a lo largo de todo el verano en puntos dispersos por toda la capital: el Auditorio del Parque del Calero, la Casa Árabe, la Casa Encendida, la Casa Museo Lope de Vega, el Parque de la Bombilla, la Fundación Olivar de Castillejo, etc. Si te gusta el cine fantástico y de terror, tu cita es en la explanada del Complejo del Águila. Consulta la cartelera porque seguro que hay más de una película que te quedaste con ganas de ver o que estas deseando recordar.

Fuente: turismomadrid.es

Deja un comentario