Celebraciones de febrero en Aragón

Durante el mes de febrero continúan las celebraciones en los pueblos y ciudades de Aragón, unas en honor a santos y patrones y otras como excusa para la diversión previa al recogimiento que manda la Cuaresma.

Unidas a la devoción por los santos se mantienen tradiciones gastronómicas que marcan todas estas congregaciones festivas, siempre aderezadas con tortas, rosquillas, pastas o roscones y acompañadas de un buen vino para caldear el cuerpo en invierno. Es el caso de La Candelaria, venerada el 2 de febrero, sobre todo en algunos pueblos de Huesca, o San Blas, al día siguiente, que reúne a la gente en las iglesias a bendecir los alimentos para evitar los males de garganta. Alhama de Aragón celebra los dos santos y Ateca su patrón, San Blas, con una singular fiesta declarada de Interés Turístico cuyo protagonista es “La Máscara” . Para Santa Águeda, el 5 de febrero, patrona de las mujeres, tras la misa, las señoras organizan comidas sólo para ellas y toman pastas y bollos de elaboración casera.

Jueves lardero es la antesala del Carnaval, un día en el que se sale al campo a merendar longaniza o bocatas de tortilla siempre con este ingrediente, obtenido semanas antes en la matacía. Alcañíz, Teruel, Remolinos o Alagón son algunos de los lugares donde se sigue con arraigo esta costumbre que se celebrará el 11 de febrero bajo el dicho “Jueves lardero, longaniza en el puchero”.

La representación del desenfreno y los excesos es la fiesta del Carnaval que tiene lugar, según las localidades, en diferentes fechas a lo largo del mes pero en todas con el mismo propósito que aúna tradición y diversión. Carnavales como los de Gistaín (6 y 7 de febrero), Bielsa (11-14 febrero), Torla (13 febrero), San Juan de Plan (20 y 21 febrero), La Fueva (20 febrero), Nerín (6 marzo) o Plan (27 y 28 febrero) tienen un marcado sabor popular.Consulte la programación en: www.turismosobrarbe.com

También destacan los festejos de este tipo en Épila, que duran varios días (13-16, 20 y 21 febrero) con sus mascarutas y murgas, Fraga con la “Rifa del Tocinet” (12 y 13 febrero), Caspe (20 febrero) o Monzón (13 febrero) con sus llamativos desfiles y bailes de disfraces. Las localidades turolenses de Valderrobres, Beceite, La Fresneda o La Portellada (12-14 febrero) y Calaceite, Mazaleón, Torre de Arcas o Valdeltormo (18-20 febrero) lo celebran con pasacalles de carrozas, chocolatada y cena popular. Más información en : www.portalmatarranya.es

La inversión de los roles de la vida diaria, la libertad de expresión, los personajes alegóricos y carnavalescos que, a lo largo de los siglos han recorrido las calles de los pueblos, sobre todo en el pirineo aragonés, son algunas de los atractivos comunes a esta tradición ancestral. Para terminar con el desenfreno, el Miércoles de Ceniza, 17 de febrero, nos recuerda que llega la Cuaresma con sus restricciones.

Repasando las fiestas del mes, no podemos dejar de nombrar una de las mayores representaciones históricas de Aragón, la celebración en Teruel de “Las Bodas de Isabel de Segura” que en su XIV edición convertirán la capital turolense en una ciudad medieval del 18 al 21 de febrero. Esta magnífica obra teatral, hace vibrar a los asistentes con la mas bonita y trágica historia de amor que tuvo lugar en el siglo XIII entre dos jóvenes de la localidad. Turolenses y visitantes son actores improvisados que deambulan por las calles cubiertas de tierra y paja entre puestos del mercadillo callejero, jaimas, juglares y danzas como auténticos habitantes del Teruel de la Edad Media. Infórmese en http://www.bodasdeisabel.com/

Deja un comentario